En estos tiempos donde los antidepresivos son moneda corriente, es importante tener presentes cuales son los riesgos y las contraindicaciones al consumo de estos fármacos.

Para una correcta selección del medicamento antidepresivo, se considera como factor primordial el efecto neuroquímico, puesto que con la administración medicamentosa se trata de corregir el desequilibrio neuroquímico del enfermo, o sea neutralizar la causa última de la enfermedad depresiva.

Para esto es necesario un diagnóstico realizado por un médico psiquiatra que determine con exactitud el tipo de depresión y la causa de la enfermedad depresiva.



EL CONSUMO DE ANTIDEPRESIVOS PRESENTA LOS SIGUIENTES RIESGOS:


* En aquellas personas que padecen dolores de cabeza, combinar ciertos antidepresivos, entre ellos Prozac y Zoloft, con algunos medicamentos para combatir la migraña conocidos como triptanos podría derivar en una condición grave denominada síndrome de la serotonina, provocado por la presencia de cantidades excesivas del químico en el cerebro, que puede causar alucinaciones e incremento del ritmo cardíaco, entre otros problemas.


* Embarazadas: Algunos antidepresivos utilizados en la segunda mitad del embarazo podrían incrementar el riesgo pulmonar en los fetos en seis veces. Esos efectos nocivos no involucran a todos los antidepresivos, sino a un tipo de ellos, los SSRIs, grupo que incluye a los productos Prozac, Paxil y Zoloft. Una investigación anterior relacionaba el uso de esos fármacos en los últimas etapas del embarazo con la irritabilidad, la inquietud, los bajos niveles de azúcar en sangre y con dificultades para respirar en los recién nacidos.


* Niños y adolescentes: Los antidepresivos pueden incrementar el riesgo de conducta suicida en los niños y los adolescentes.


* Diabéticos: Tomar antidepresivos incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 entre personas que ya están en riesgo de la enfermedad.


* Pacientes cardíacos: Una reciente investigación sugiere que los hombres y mujeres con enfermedad coronaria que toman antidepresivos tienen un riesgo de morir 55 por ciento mayor que los que no toman antidepresivos.



EFECTOS SECUNDARIOS RELACIONADOS AL CONSUMO DE LOS DIFERENTES TIPOS DE ANTIDEPRESIVOS:


No importa lo bien que un fármaco trata a la depresión, la capacidad del paciente para tolerar sus efectos secundarios afecta importantemente al cumplimiento del tratamiento.

Los efectos secundarios pueden ser evitados si los regímenes se empiezan a bajas dosis y se van subiendo poco a poco. Aunque hay fármacos que tienen efectos secundarios específicos, hay unos pocos que son comunes para la mayoría de ellos:

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS): Estos medicamentos tienden a tener menos efectos secundarios que otros antidepresivos. Algunos de los efectos secundarios que pueden ser por causa de los ISRS incluyen resequedad en la boca, náusea, nerviosismo, insomnio (dificultad para conciliar el sueño), problemas ***uales y dolor de cabeza.

Triciclitos: Los efectos secundarios comunes por causa de estos medicamentos incluyen resequedad en la boca, visión borrosa, constipación, dificultad para orinar, empeoramiento del glaucoma, dificultad para pensar y cansancio. Estos antidepresivos también pueden afectar la presión sanguínea y la frecuencia cardiaca.

Inhibidores de recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN): Algunos efectos comunes por causa de estos medicamentos incluyen náusea y pérdida del apetito, ansiedad y nerviosismo, dolor de cabeza, insomnio y cansancio. Resequedad en la boca, constipación, pérdida de peso, problemas ***uales, también puede ocurrir un aumento de la frecuencia cardiaca y de los niveles de colesterol.

Inhibidores de recaptación de norepinefrina y dopamina (IRND): Algunos de los efectos secundarios comunes en las personas que están tomando IRND incluyen agitación, náusea, dolor de cabeza, pérdida del apetito e insomnio. También puede causar un aumento de la presión sanguínea en algunas personas.

Inhibidores de recaptación y bloqueadores de receptores combinados: Los efectos secundarios comunes de estos medicamentos son somnolencia, resequedad en la boca, náusea y vértigo. Si tiene problemas relacionados con el hígado no debe tomar nefazodona. Si sufre de convulsiones no debe tomar maprotilina.

Inhibidores de monoaminooxidasa (IMAO): Los IMAO se usan con menos frecuencia que los otros antidepresivos. Estos pueden causar efectos secundarios graves, incluso debilidad, vértigo, dolores de cabeza y temblores. La ingesta de IMAO conjuntamente con ciertos medicamentos para el resfriado y la gripe que se obtienen sin prescripción médica puede causar una reacción peligrosa. Su médico también le dirá qué alimentos y bebidas alcohólicas debe evitar mientras está tomando un IMAO. Usted no deberá tomar un IMAO a menos que usted comprenda claramente qué medicamentos y alimentos debe evitar. Si está tomando un IMAO y su médico quiere que usted comience a tomar uno de los otros antidepresivos, el médico le hará dejar de tomar el IMAO por un tiempo antes de comenzar a tomar su nuevo medicamento.

AngelDeLuz